Logo de EcoJoven

Bichos

Un de los campos de investigación puntero en robótica lo constituyen los micro-robots. Se trata de ingenios automáticos de pequeño tamaño, tan pequeños que caben en la palma de la mano.

Las nuevas criaturas mecánicas creadas en la Vanderbilt University ya tiene suficiente autonomía como para alcanzar distancias de 800 metros. No parece mucho, pero es suficiente para los propósitos de la Defense Advanced Research Projects Agency (DARPA). La Darpa es la agencia que inició el desarrollo de internet. Se trata de una agencia militar americana con fines de investigación avanzada aplicada al campo militar, pero sin dejar de lado los usos civiles.

LibélulaEl programa ha durado dos años y medio desarrollando micro-robots móviles para reconocimiento militar y para la obtención de información. La idea de partida es que un soldado puede transportar una gran cantidad de estos robots que puede enviar delante para explotar el terreno en busca de minas, tropas, armas o cualquier peligro.

Uno de los motivos de inspiración de este campo de investigación es la propia naturaleza. Pequeños animales como las hormigas no tienen mucha capacidad individual de actuación ni de inteligencia. Pero un hormiguero completo tiene una capacidad de operación muy importante. Así un pequeño robot con poca capacidad de actuación y poca "inteligencia" no tiene muchas posibilidades de actuación. Pero una "manada" de micro-robots puede explorar una gran cantidad de terreno. No importa que se pierdan algunas unidades, son baratos, y entre todos pueden recopilar una gran cantidad de información. También se está investigando su uso en la exploración espacial, para explorar planetas o la observación de fallos exteriores en naves espaciales.

Libélula El "bicho" más avanzado mide apenas siete centímetros y pesa unos gramos. Emplean un material poco conocido llamado cerámica piezoeléctrica (PZT), que se expande físicamente cuando se le aplica una tensión eléctrica. Este material se usa para la locomoción de los robots. Los primeros prototipos se movían apenas un milímetro por segundo, ahora han conseguido multiplicar por 300 su velocidad, es decir, son capaces de moverse a 30 cm por segundo y transportar una pequeña carga. Las cámaras de vídeo más pequeñas pesan la mitad de la capacidad de carga de uno de estos ingenios, de modo que podrían cargar con una sin problema alguno.

Con las baterías actuales la autonomía que se consigue es de unos 45 minutos, suficiente para caminar unos 800 metros. Se ha comentado en alguna ocasión que los residuos nucleares de baja actividad podrían usarse para proporcionar energía a estos bichos, aunque sólo a los que se usen en la exploración espacial. De esta forma se conseguiría una gran autonomía.

En el futuro se quieren desarrollar micro-robots voladores. Hasta el momento los prototipos construidos no han conseguido despegar por su "elevado peso".

Más información en:
http://www.vanderbilt.edu/News/news/apr00/nr28c.html