relleno
Buscar en
Ecojoven
Internet

Pon un
buscador gratis
en tu sitio



Laboratorio jurásico II

Quizá algunos se acuerden de la polémica levantada en agosto de 1996 por el descubrimiento de posibles huellas fósiles de vida en un meteorito de origen marciano. Se trata del famoso meteorito ALH84001 (una simple consulta a cualquier buscador de internet con este nombre te puede abrumar a información). Este meteorito se encontró en la Antártida en 1984. De hecho fue el primero que se encontró ese año, de ahí su nombre. El origen marciano del meteorito está fuera de toda duda:El ALH84001

Según los análisis efectuados en las fracturas que presenta y por datación radiocronológica, ALH84001 se formó hace 4.500 millones de años. Hace 16 millones de años sufrió un impacto que lo envió fuera de Marte. Después de vagar por el espacio durante ese tiempo, cayó en la Antártida hace 13.000 años. La Antártida es un lugar muy adecuado para la búsqueda de meteoritos, ya que los movimientos de los hielos propician el afloramiento de los meteoritos caídos allí. Casi cualquier roca que encontremos entre los hielos de la Antártida será de origen extraterrestre. De hecho en algunas zonas de la Antártida se han recogido más de 2.000 meteoritos en los últimos 15 años en siete campañas diferentes. Hace años que existe un programa de búsqueda sistemática de meteoritos en la Antártida y recibe el nombre de ANSMET (The Antarctic Search for Meteorites program). Este grupo edita una revista electrónica en internet.

ALH84001 presenta ciertas características que hacen suponer que en un pasado muy remoto estuvieron presentes algunas bacterias en esta roca. Entre otras características, Detalle del meteoritopresenta unos granos de óxido de hierro y pirita de unos 100 nanómetros de diámetro muy parecidos a los que se encuentran en sedimentos terrestres y que son sintetizados por cierto tipo de bacterias. También se encuentran nódulos carbonatados que podrían haber sido originados por la actividad bacteriana tomando el carbono del CO2 de la atmósfera marciana. Las conclusiones de estos estudios han sido muy discutidas por los científicos. Hay quien opina que todo lo encontrado en este meteorito tiene una explicación mucho más simple, y que la mayor parte de la materia orgánica encontrada en él se debe a una contaminación en la Tierra. En todo caso, esta roca abrió de nuevo el debate de la posible presencia de vida, actualmente o en el pasado, en el planeta Marte.

Recientes descubrimientos de sondas interplanetarias nos muestran canales y torrentes originados en algún momento sobre la superficie marciana por la presencia masiva de agua líquida. El agua podría estar en el subsuelo marciano, puesto que en su superficie la temperatura no permite su presencia en estado líquido, mientras que en el subsuelo, a varios metros de profundidad, podría haber suficiente calor interno como para permitir la existencia de lagos de agua líquida. El satélite joviano Europa también presenta pruebas de la presencia de un mar líquido en el subsuelo del planeta.

Todo esto demuestra que, aunque difícil, no es imposible la existencia de formas de vida muy primitivas en algunos planetas. Esto abre posibilidades a hipótesis que hasta hace poco parecían descabelladas: la vida no se originó en la Tierra, sino que llegó aquí procedente de otros planetas o de algún cometa. Extinciones en masa, como la de los dinosaurios, pudieron ser originadas por la llegada de bacterias patógenas contra las que no estaban inmunizados. La existencia de bacterias resistentes a las radiaciones, como la Deinococcus radiodurans, permite considerar la posibilidad de que cierto tipo de bacterias podría viajar en un meteorito, resistir la fuerte radiación presente en el espacio, llegar a la Tierra y revivir en ella.

Todo esto favorece posibilidades y teorías apasionantes. Pero estas teorías no resuelven la gran pregunta: ¿cómo se originó la vida? Simplemente retrasan su comienzo unos cuantos millones de años.

P.D. Cuando tenía ya escrito este artículo, me encontré con la curiosa noticia del descubrimiento de bacterias a una altura de 16 Km. sobre la superficie terrestre. Según algunos científicos el origen de estas bacterias sería extraterrestre, podrían provenir de la cola de algún cometa que se acercó a la Tierra. Soy muy escéptico ante este tipo de noticias, pero hay que reconocer que esto contribuirá a avivar aún más la polémica sobre estos temas.

Algunos enlacen mas relacionados con el tema:
Secretos de un Superviviente de Agua Salada
Noticia en página 12
Noticia en Science News Online (Inglés)
Escala de tiempos geológicos (para situarse)
Página de la NASA sobre ALH84001 (Inglés)
Posibles cráteres origen del meteortito en Marte
Más datos sobre ALH84001
Más información todavía
Más aún

documento pdf:

http://www-curator.jsc.nasa.gov/curator/antmet/mmc/84001.pdf

<<<<< Primera parte


Juan Carlos Llamazares: jcll@ecojoven.com